Información y reservas:     Laura +34 688 49 59 49 (sólo whatsapp) | cursos@mariajosecabanillas.com

Ho’oponopono ha cambiado mi vida. Lo digo así de tajante. Siento que hay un antes y un después de la práctica de Ho’oponopono, es más siento que va a acompañarme siempre.

Nunca, ni después de someterme a diversas terapias he sentido la paz, el sosiego, la tranquilidad que siento practicando. He tenido oportunidades para cambiar y para descubrir mi verdadero YO. Libros de autoayuda tengo para dar y vender….. terapias he hecho unas cuantas……pero con Ho’oponopono es diferente.

Cuando salgo al aire libre y miro al cielo percibo algo muy grande y muy diferente. Hace años en un momento de trabajo personal empecé a notarlo pero ahí se quedó. Ahora percibo el cielo como si yo formase parte de él, como si el cielo fuese algo que pudiese comunicarme conmigo, siento una conexión extraordinaria, es verdaderamente increíble. También empiezo a sentir lo mismo con las plantas y los árboles pero no tan fuerte.

Podría pasarme horas mirando el cielo y sintiendo esa conexión. Siento paz, tranquilidad, confianza. Estoy escribiendo esto y me viene un dolor en el estómago sube hacia el pecho pasa a la garganta de ahí a la nariz y finalmente a los ojos y salen las lágrimas.Lágrimas de emoción y de gratitud.

Empecé el curso de la LLave y me gustó pero algo me decía que hiciese también el del Agua de la vida. Os pregunté si podía hacer los dos y me dijisteis que era yo la que tenía que sentir si lo hacía o no. Siento como un regalo de vida los dos cursos pero GRACIAS, GRACIAS y mil veces GRACIAS por el Agua de la Vida.

Cuando planteas preguntas y de momento no sé ni que contestar, me doy mi tiempo y cuando llega la respuesta es como un resplandor en la mente.

Para terminar comentar que el mantra Lo siento, por favor Perdóname, Te amo, Gracias es el que más me hace sentirme bien, aunque cada día practico el que tú nos indicas, no producen en mí el mismo efecto. Gotas de rocío me produce un efecto parecido pero cuando digo Índigo noto una fuerza dentro que de momento no sé explicarlo bien.
Repetir mi más sincero agradecimiento a ti María José y a todo tu equipo por hacer posible todo esto.
GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.